Woobo es un pequeño robot que quiere ser una especie de asistente educativo para los más pequeños de la casa.

Esta programado para responder cientos de preguntas educativas, e incentivar a los niños a explorar sobre nuevos temas o realizar diferentes actividades, a medida que desarrollan nuevas actividades.

Cuenta con una biblioteca online con recursos adicionales, como historias y canciones sobre diferentes culturas, datos sobre planetas, animales, etc

Se han sumado también una serie de actividades para fomentar la imaginación y la creatividad de los niños, desarrollando manualidades como por ejemplo, hacer un avión de papel o crear un mundo imaginario.


Continue Reading…

Un grupo de investigadores de la Universidad de Twente, ha diseñado un robot impreso en 3D, que puede ser de gran utilidad para llegar a un diagnóstico preciso del cáncer de mama.

Para llegar a un diagnostico en este tipo de cáncer, es necesario un examen microscópico de una muestra de tejido, que se obtiene con el estudio denominado Biopsia de mama guiada por Resonancia Magnética.

Si bien este sistema es preciso, ya que permite visualizar el punto exacto de la lesión, requiere de trabajo manual. El profesional debe aplicar la aguja de punción, y aveces necesita aplicarse más de una vez para obtener la muestra que se necesita analizar.

Ese es el problema que buscan solucionar con la dinámica que propone este robot, que han llamado Stormram 4.

Continue Reading…

Las plataformas de crowdfunding suelen ofrecernos dispositivos de lo más útiles e interesantes, productos que en muchos casos no habrían salido a la luz de no ser por la financiación obtenida gracias a personas de cualquier parte del mundo.

Hoy os hablamos de Z-Arm, un brazo robótico capaz de llevar a cabo todo tipo de tareas distintas. Al momento de escribir estas líneas, Z-Arm ya ha completado con éxito su campaña de crowdfunding.

Tal y como podéis ver en el vídeo que os mostramos más adelante, Z-Arm cuenta con un gran número de funciones distintas.

Entre otras cosas, el robot puede utilizarse en tareas tan cotidianas como llenar un vaso de agua o sujetar un objeto cualquiera hasta en otras más avanzadas, como realizar un grabado mediante láser, soldar una placa o imprimir un objeto en 3D.

Continue Reading…

Nvidia presenta nuevo superordenador para robotaxis completamente autónomos

El conocido fabricante de procesadores gráficos, Nvidia, ha presentado hoy en la GPU Technology Conference de Munich, al nuevo NVIDIA DRIVE PX Pegasus, denominado como el primer ordenador de inteligencia artificial del mundo diseñado para impulsar robotaxis completamente autónomos.

Se trata, básicamente, de un superordenador de reducidas dimensiones, en las que sus dimensiones son comparadas con las placas de matrículas de los coches, y de muy altas prestaciones para hacer funcionar a los vehículos completamente autónomos de nivel 5, soportando altas cargas de computación para poder realizar trayectos garantizando el más alto nivel de seguridad.

Continue Reading…

Según estimaciones, llevamos más 6.000 años construyendo a base de colocar ladrillos de forma manual, un proceso que no había sido posible automatizar… hasta ahora.

Fastbrick Robotics es una firma de tecnología en construcción con sede en Australia, quien en 2015 presentó un render de su robot de albañilería ‘Hadrian’.

Este robot era capaz de colocar ladrillos de una forma desenfrenada a un ritmo de 1.000 cada hora, o lo que es lo mismo, a un ritmo de dos albañiles humanos cada día.

A mediados de 2016, Fastbrick Robotics presentó un prototipo funcional de ‘Hadrian 105’, el robot que mostró en render pero con algunas mejoras. Entre sus características nos encontrábamos con la posibilidad de trabajar a un ritmo increíble que le permitía construir una casa en apenas dos días, esto con una baja participación de humanos.

Para septiembre de 2016, Fastbrick Robotics resolvía algunos detalles en el diseño de su robot de cara a tener un producto final que sería comercializado en los próximos años. Es así como nacía ‘Hadrian X’, que tomaba lo mejor de los anteriores diseños e incluso era capaz de superar la cifra de 1000 ladrillos por hora.

Continue Reading…

El departamento de investigaciones de Disney desarrolló un robot que desafía a la gravedad; VertiGo pasa del suelo a las paredes en un simple movimiento.

El departamento de investigaciones de Disney y la Escuela Politécnica Federal de Zúrich trabajaron juntos en un proyecto ambicioso y muy llamativo: un vehículo robótico capaz de desafiar las leyes de la gravedad.

VertiGo puede desplazarse por las paredes gracias a las características de su construcción, que le permiten pasar del suelo a una superficie vertical.

Su potencial reside en su estructura de fibra de carbono, el tamaño de sus cuatro ruedas y sus dos hélices centrales, que juntas crean el empuje necesario para poder “trepar” por la pared hacia arriba.

Aunque, al ser diseñado por Disney, está pensado para transformarse en una estrella de la gran pantalla, VertiGo podría llegar a otros ámbitos.

“Nuestras aplicaciones de investigación son experimentadas por millones de personas. Honramos el legado de Walt Disney al innovar y desplegar nuestras innovaciones en una escala mundial”, apunta el texto en el que Disney Research explica los objetivos de este tipo de investigaciones.

Fuente: http://www.montevideo.com.uy/auc.aspx?295106
.

Moley Robotics presenta su más nuevo y ambicioso proyecto: construir la cocina del futuro, un espacio inteligente donde sea posible preparar cualquier platillo (y limpiar cada utensilio) con un mínimo de intervención humana, ya que funcionará básicamente con robots y sistemas automatizados. Exacto, como la cocina de Los Supersónicos.

Este concepto, compartido por la compañía a través de su sitio web oficial, opera a partir de dos elementos básicos: una base de datos en línea que integra un menú con diversas opciones de alimentos, y un par de brazos robóticos, montados a la cocina, que se desplazan a conveniencia para preparar la comida.

Desde una simple ensalada hasta un elaborado risotto, la cocina de Moley Robotics será capaz de preparar todo. El usuario únicamente tendrá que indicar el número de personas a alimentar y agregar los ingredientes en el compartimento adecuado.

Ni siquiera habrá necesidad de preocuparse por lavar los platos, esta cocina lo hará también automáticamente.

De acuerdo con el Smithsonian Magazine este sitio fue ideado por el científico Mark Oleynik apenas el año pasado, y se están preparando para lanzarlo al mercado en el 2018. El costo de la cocina de Moley Robotics rondará los USD $35.000.

Un precio justo por la complejidad de sus brazos robóticos, compuestos por 20 motores y 129 sensores, mismos que fueron desarrollados por Shadow Robot, los mismos que trabajan para la NASA en el desarrollo de robots para misiones espaciales.

.

Interesante construcción de robot/automatismo

This is a Christmas gift to all my fans. Its about how to make a walking Robo Dinosaur using a single motor. While walking it moves tail and head too. A single servo motor was used for this. The circuit inside the servo was removed, therefore no external control circuit was necessary. Its just like a DC motor with gear box to provide high torque at low speed.

Este es un regalo de Navidad a todos mis fans. Su acerca de cómo hacer un dinosaurio Robo caminar utilizando un solo motor. Al caminar se mueve la cola y la cabeza también. Un único motor servo se utilizó para esto. Se eliminó el circuito dentro de la servo, por lo tanto, era necesario ningún circuito de control externo. Su justo como un motor de corriente continua con la caja de engranajes para proporcionar un alto par a baja velocidad.
.

Una de las sorpresas de Yamaha en el Salón del Automóvil de Tokio ha sido la presentación de Motobot v.1, un espectacular robot diseñado para pilotar motocicletas.

Yamaha ha explicado que se trata de un proyecto del departamento de I+D de la compañía, que aúna conocimientos de motor y robótica. En la actualidad, es capaz de conducir en línea recta, en campo abierto, y a velocidades de unos 100 kilómetros por hora, además de realizar giros. El objetivo es que en 2017 sea capaz de correr en un circuito a velocidades superiores a los 200 kilómetros por hora, y en una moto sin modificar.

El Motobot ha sido desarrollado con el objetivo de explorar nuevas tecnologías de apoyo a la conducción, así como para la seguridad del piloto.

Las habilidades del robot piloto irán mejorando progresivamente, hasta llegar a un punto que podrá tomar sus propias decisiones.

Motobot maneja seis controles, dirección, acelerador, freno delantero, freno trasero, embrague y pedal de cambio de marchas. Asimismo procesa datos de velocidad, revoluciones por minuto y, en un futuro, GPS de alta precisión y otros sensores avanzados.

Además, Yamaha deja la vía abierta a una generación de robots capaces de conducir motocicletas como una nueva vía de negocio.

Fuente: http://www.theinquirer.es/2015/10/29/motobot-el-espectacular-robot-motorista-de-yamaha.html

El Proyecto Butiá se ha ganado un lugar en gran parte de los centros educativos del país, partiendo desde una premisa simple pero sobre todo innovadora: construir robots de bajo presupuesto, aprovechando las computadoras facilitadas por el Plan Ceibal como parte del prototipo, para así promover el estudio de la robótica entre los jóvenes.

http://www.republica.com.uy/wp-content/uploads/2015/03/Imagen-037.jpg?w=580

LA REPÚBLICA habló con Andrés Aguirre, Federico Andrade y Bruno Michetti, docentes de la Facultad de Ingeniería y propulsores del Proyecto, para interiorizarnos aún más sobre el alcance del mismo.

El impulso de la robótica

Estos jóvenes docentes comenzaron a idear el Proyecto Butiá en 2007, con el objetivo de poder mostrar a los alumnos de escuelas y liceos una opción de estudio que hasta entonces no tenía demasiada promoción en las aulas: la robótica.

Teniendo en cuenta la cercanía y la presencia constante de la tecnología en nuestra vida cotidiana, la idea es mostrarla más allá su carácter de producto, “como algo que se puede estudiar, trabajar, entender cómo funciona”, señala Aguirre.

Si bien el proyecto comienza a gestarse en 2007, la financiación para llevarlo a cabo fue conseguida recién en 2009, por intermedio de la ANII, y a partir de entonces este grupo de docentes, acompañados de otros colaboradores, comenzaron a trabajar en el primer prototipo “Butiá”.

Continue Reading…